Me va a costar caro admitir…

Hace mucho que no dedico tiempo a publicar nada en este blog, y no ha sido por falta de ganas, sino porque no he considerado nada tan relevante como para hacerlo. Pero ya una vez puestos os comento que estoy disfrutando de una temporada muy favorable en mi perfil de LinkedIn, añadiendo más contactos relevantes y compartiendo información profesional que a muchos interesa.
Además, he comenzado a leer diferentes libros y aunque me gustan muchísimo las historias, por diversas razones, y ninguna llega a convertirse en una justificación, no he terminado ninguno. 
Pero bueno, lo que me ha hecho realizar esta entrada, y por favor no me crucifiquéis por lo que a continuación os cuento…

Derivado de negociaciones personales, he adquirido un nuevo dispositivo móvil y esta vez viene de la mano de Apple, y por cada segundo que paso con él me voy dando cuenta del potencial de los desarrolladores de aplicaciones para la plataforma iOS, como la de WP, que vas haciendo del portátil u ordenador una herramienta cada vez menos necesaria para entradas cortas como esta. Que disfruto del bueno gusto y muchas veces la sencillez que encuentras en cada una de ellas, así como del cuidado que han tenido para su diseño. 

Ha de tenerse en consideración que vengo de un terminal de Samsung que nunca me decepcionó, un Note 4 de la mano de Samsung, después de haber sido usuario de Blackberry por muchos años, en los últimos tiempos le daba una oportunidad a Windows Phone, si es que por probar hasta tuve un Palm. 
  
Queridos amigos y seguidores, sin más preámbulos os presento a mi nuevo y sofisticado iPhone 6 Plus y como mismo había hecho con mi anterior móvil he comprado por un muy razonable precio una funda de Spigen y el cristal templado de la misma marca para su protección, nunca me han defraudado. 

  
 

Anuncios